miércoles, 31 de diciembre de 2008

Agapornis Taranta


INSEPARABLE DE ALAS NEGRAS

Nombre científico: Agapornis taranta.

Otros nombres: inseparable de Abisinia.

Descripción: el macho adulto tiene un bonito plumaje verde intenso, con matices
amarillentos sobre el vientre. Tiene la frente roja y un anillo perioftálmico del mismo
color. También es de este color el pico. La parte interior de la alas es negra o
marronácea. La cola tiene la punta negra y las plumas laterales poseen pequeñas franjas
amarillas. El iris es marrón, y las patas presentan un color gris claro.
La hembra adulta es de color verde homogéneo, incluso en la frente, cerca del anillo
perioftálmico, y en la zona interior del ala. Los jóvenes son de un verde ligeramente
menos brillante y tienen el pico amarillo, con manchitas negras en la unión de la parte
superior. Los machos jóvenes tienen la parte interior del ala de color marrón oscuro, y
adquieren la coloración roja en la cabeza alrededor del cuarto mes.

Tamaño: es un agapornis de talla media, de unos 16,5 cm.

Dimorfismo sexual: evidente (veáse descripción).

Localización y ambiente natural: vive en las colinas y montañas de Abisinia, Eritrea y
Etiopía.
Prefiere los bosques densos, incluidos los de hoja perenne, entre los 1.300 y los 3.200
m. de altura, aunque ha sido visto también en zonas más bajas y en bosques de enebros.

Alimentación: se alimenta de semillas, fruta, yemas y bayas, que recoge principalmente
de los árboles. Le entusiasman los higos y adora vivir en las plantas de arjorán (Ficus
sycamorus). En cautividad, la dieta básica está constituida por semillas secas, bizcocho
al huevo, fruta (sobre todo higos frescos y secos) y semillas germinadas (especialmente
negrillo). Es indispensable completar la dieta con sales minerales en polvo.

Reproducción: construye un nido bien henchido en los huecos de los árboles; a veces
aprovecha los agujeros abandonados por los pájaros carpinteros, que a menudo utiliza
también para dormir en la estación no reproductora. El periodo reproductor está
comprendido entre los meses de octubre y marzo; en él, la hembra pone de 3 a 4 huevos
y los incuba durante 25 días. Los polluelos salen del nido al cabo de 50 días. Para
reproducirse en cautividad necesita mucha tranquilidad y una jaula espaciosa y dotada
de al menos dos cajas nido.

Comportamiento: incluso cuando terminan el periodo reproductor, las parejas llevan
una vida apartada. No son raros los casos de Agapornis taranta dotados de un marcado
sentido territorial. A veces pueden mostrarse agresivos ante parejas de su propia
especie.
Siempre es fácil observar ejemplares de esta especie viviendo en grupo: se trata de
bandadas poco numerosas de entre 10 y 20 ejemplares, que se desplazan en busca de
comida.
Canto: está formado por una secuencia de notas altas y agudas emitidas de forma
intermitente.
Vida en cautividad: puede vivir perfectamente tanto en jaula como en pajarera, pero
pierde su natural sociabilidad; por esta razón, las parejas deben vivir aisladas. Es
bastante fuerte y resistente, pero se reproduce con mucha más dificultad que el resto de
agapornia.
Presencia en el mercado: no se encuentra con facilidad en los comercios
especializados.
Medidas comparadas: al comparar varios ejemplares machos y hembras de Agapornis
taranta, se ha podido observar que las medidas medias de las alas, cola y tarsos son,
respectivamente: en los machos de 101,5 mm., 46,6 mm. y 14,7 mm., y en las hembras
100,5 mm., 45,5 mm. y 14,2 mm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario